Adrenalina autoinyectable

Hoy os traigo una infografía diferente, dirigida a pacientes pero también para familiares, ciudadanos en general y por supuesto, para profesionales de la salud. Porque nunca sabes que situaciones puedes encontrarte, y la información puede salvar vidas. Como administrar un autoinyector de adrenalina.

Pero no os lo voy a contar yo, el invitado de hoy es Eduardo González Vállez (@digitalnursing en Twitter y @digital_nursing en Instagram). Él es enfermero pero además padre de un niño alérgico, por lo que su experiencia como enfermero y como padre, le da una visión global muy interesante. Os dejo con él.

Espero que esta infografía de Enfermería Creativa sirva de ayuda a todos los pacientes, familiares, docentes y monitores que cada día conviven con la alergia y aclare sus dudas.

Los autoinyectores de adrenalina están indicados en el tratamiento de emergencia de las reacciones alérgicas graves (anafilaxia).
Este tipo de reacción se inicia y progresa de forma rápida, pudiendo poner en peligro la vida de una persona.

¿Qué provoca una reacción grave y cómo reconocerla?

Son causadas por un alérgeno: picaduras o mordeduras de insectos, medicamentos, alimentos, así como reacciones alérgicas graves provocadas por el ejercicio u otras causas desconocidas.
La anafilaxia puede afectar a dos o más sistemas corporales simultáneamente.

Los síntomas que nos señalan la aparición de una reacción grave son:

  • Picor en la piel y/o erupción cutánea (urticaria).
  • Hinchazón de los labios, garganta, pies y manos.
  • Rinitis, tos, asma.
  • Náuseas, vómitos, dolor abdominal.
  • Sofocos, mareo.
  • Inconsciencia, convulsiones, shock.

¿Qué hacer en caso de reacción alérgica grave?

Se debe administrar un autoinyector tan pronto se reconozcan los síntomas de la anafilaxia y avisar al 112 solicitando ayuda médica. Se debe llamar incluso aun cuando parezca que los síntomas están remitiendo.

No dejar solo al paciente en ningún momento.

La administración se hará en la parte externa del muslo como indica la infografía (nunca en el glúteo para evitar accidentalmente su administración endovenosa).

Para usar el dispositivo deberemos quitar la tapa de la parte superior y mantenerlo presionado durante 10 segundos; Seguidamente masajearemos la zona para mejorar su absorción.

Siempre que sea posible pincharemos directamente sobre la piel, pero en caso necesario se puede pinchar por encima de la ropa.

Es aconsejable que el paciente disponga de dos autoinyectores. En el caso de no mejoría o empeoramiento de los síntomas, se puede administrar una segunda dosis transcurridos 5-15 minutos desde la primera administración.

Cosas a recordar (…aunque parezcan obvias)

  • El autoinyector es de un solo uso y no reutilizable.
  • Todo paciente alérgico que tenga adrenalina prescrita deberá llevar siempre consigo los autoinyectores. De nada nos servirá dejarlos olvidados en casa, ya que en caso de reacción alérgica grave cada segundo cuenta; sobre todo si nos ocurre en algún lugar alejado donde pueda demorarse la llegada de una ambulancia o la asistencia médica.
  • Comprobar periódicamente la fecha de caducidad y renovar los dispositivos caducados en caso necesario.

Muchísimas gracias Eduardo por tu aportación a este blog, seguro que tus palabras junto con la infografía sacarán de dudas a más de uno.

FUENTES:

[Última actualización 04/06/2019]

  1. […] Si eres de los que prefiere la infografía estática puedes acceder a ella en el siguiente enlace  >>>> https://enfermeriacreativa.com/2019/06/04/adrenalina-autoinyectable/ […]

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: