¿Cómo extraer hemocultivos?

El resultado del hemocultivo es importante, ya que constituye el diagnóstico definitivo de bacteriemia y la identificación del microorganismo permite establecer un probable diagnóstico etiológico. Asimismo, puede dar información sobre su modo de adquisición o ser referente a otros posibles diagnósticos asociados, estimar la duración del tratamiento y, con el estudio de sensibilidad, elegir el antimicrobiano más apropiado o realizar las modificaciones necesarias a la terapia empírica ya establecida¹.

El no ejecutar correctamente la técnica puede aumentar la tasa de contaminación, que es un importante parámetro de calidad. Con una técnica correcta, el número de contaminaciones no debe superar el 3%, cifra menor al 4–7,5% descrita en la mayoría de los estudios realizados en urgencias¹.

No es una técnica nueva, ni mucho menos, pero es una de las técnicas de enfermería que siempre genera controversia. La teoría nos dice una cosa, pero en la práctica. Ya sea por la carga de trabajo, la falta de material apropiado o simplemente el propio desconocimiento de la técnica. El propósito de esta entrada y de la infografía, es darte un empujoncito para que entre todos hagamos las cosas mejor y no caigamos en aquello de “siempre se hizo así”.  Sé que a veces es difícil, y tenemos que luchar contra los elementos, pero que no se diga que es porque desconocimiento.

Busca, sé crítico y si encuentras algo mejor… ¡compártelo!

Cómo extraer hemocultivos

Fuentes y enlaces de interés:

BLOOD CULTURES- When and How to take them que puedes leer aquí

1_ Rev Clin Esp 2010;210:559-66 – Vol. 210 Núm.11 DOI: 10.1016/j.rce.2010.05.017

[Última actualización 26/02/2018]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad